El mito

regresar.jpg (2185 bytes)

line4.jpg (2489 bytes)

¿Porqué la gente es de diferentes tamaños? Este mito azteca intenta explicarlo.

Subterráneo

El Mictlán era el mundo azteca subterráneo, gobernado por su Señor y Señora. Era un lugar tenebroso, al cual se llegaba los muertos después de deambular por cuatro años bajo la tierra ¡con un perro amistoso!

Subterráneo

Mientras el Quinto Sol brillaba con intensidad no había gente en la Tierra así que Quetzalcoátl viajó al Mictlán para recoger los huesos de aquéllos que habían vivido antiguamente.
(El pensaba que los huesos eran como semillas: todo lo que se muere se va a la tierra y de esta tierra nace nueva vida).

Subterráneo

Subterráneo

Quetzalcoátl se acercó al Señor del Mictlán, quien se sentaba en su trono rodeado de arañas y búhos.

"He venido por los huesos, los preciosos huesos, los huesos de jade" dijo Quetzalcoátl.

"¿Puedo llevármelos para poblar la tierra?"

El Señor del Mictlán estuvo de acuerdo…pero con una condición.

"Puedes llevárte los huesos, pero primero tendrás que caminar cuatro veces alrededor de mi trono tocando esta trompeta".

El Señor del Mictlán le dio a Quetzalcoátl una concha que no tenía agujeros. Quetzalcoátl no podía tocarla en ese estado. Entonces unos gusanos hicieron unos hoyos en ella y unas abejas volaron en su interior para hacerla sonar.

Subterráneo

El Señor del Mictlán le dio a Quetzalcoátl una concha que no tenía agujeros. Quetzalcoátl no podía tocarla en ese estado. Entonces unos gusanos hicieron unos hoyos en ella y unas abejas volaron en su interior para hacerla sonar.

Quetzalcoátl recogió los huesos y una vez a salvo de la tierra de los muertos, los molió en una cazuela. Junto con los otros dioses, los salpicó con su propia sangre y los regresó a la vida.

Y fue así que la humanidad nació una vez más.

Subterráneo

line4.jpg (2489 bytes)

incio.jpg (1718 bytes)