El Quinto Sol

Title

regresar.jpg (2185 bytes)

line4.jpg (2489 bytes)

HUITZILOPOCHTLI – (De huitzilin, "colibrí" y opochtli, "izquierdo") era el dios azteca del sol y de la guerra… ¡ Qué nombre !

El colibrí azul a la izquierda.

Los aztecas creían que los guerreros muertos regresaban a la vida como colibríes y que el sur se encontraba a la izquierda del mundo.

El nombre de Huitzilopochtli, por lo tanto, significaba el Guerrero del Sur que volvió de entre los muertos.

Huitzilopochtli

Su disfraz de animal, era el águila.

La imagen de Huitzilopochtli, en forma de colibrí, era cargada por los sacerdotes cuando los aztecas invadían un pueblo. Y en la noche se escuchaba su voz dando órdenes.

De esta forma y de acuerdo con el mandato de Hutzilopochtli la capital azteca, Tenochtitlán, fue fundada en 1325 d.c. sobre una pequeña isla rocosa en el lago del Valle de México.

El primer santuario consagrado a este dios fue construido en el lugar donde los sacerdotes encontraron a un águila posada sobre una roca devorando una serpiente. Los sucesivos gobernantes aztecas engrandecieron el santuario hasta el año "Ocho Caña" (1487), cuando el emperador Ahuizotl le dedicó un impresionante templo.

Las imágenes de Huitzilopochtli usualmente lo muestran como un colibrí o como un guerrero con una armadura y un casco hechos de plumas de colibrí. Sus piernas, brazos y la parte inferior de su cara están pintadas de azul; la parte superior de su rostro era negro. El usaba un penacho muy elaborado, cargaba con un escudo redondo y una víbora de turquesa.

Los aztecas creían que el dios sol necesitaba "alimentación" diaria (tlaxcaltiliztli) – es decir, sangre y corazones humanos – y que ellos, como "gente del sol", debían proveer de víctimas al dios sol. Los corazones a sacrificar se ofrecían al dios quauhtlehuanitl ("águila que se eleva") y ardían en el quauhxicalli ("el jarrón del águila").

A los guerreros que morían al pie de la batalla o en la piedra sacrificial se les llamaba quauhteca ("la gente del águila").

Se creía que después de su muerte los guerreros primero formaban parte del brillante cuerpo del sol, luego después de unos años, vivían para siempre en los cuerpos de los colibríes.

A serpent

line4.jpg (2489 bytes)

incio.jpg (1718 bytes)